Presentación
· Quienes somos
· Nuestra Clínica
· Localización
Tratamientos
· Tratamientos
  médico-estéticos
· Cirugía estética
  · Sobrepeso y obesidad
  · Urología - Andrología
  · Flebología estética
Más
· Noticias
· Decálogos
· Descargables
· Foro de discusión
· Financiación
· Páginas de interés



Web Mdica Acreditada. Ver ms informacin

Centro autorizado por la
Comunidad de Madrid

Consejería de Sanidad

Español
 
 
   

Referencias históricas

La técnica

Indicaciones de la cirugía

Cuidados perioperatorios

La intervención

El dispositivo

Convalecencia
Consejos en la alimentación

Efectos secundarios

Complicaciones a largo plazo

Ventajas de la banda vía Laparoscópica

Seguimiento médico

Modelación corporal


REFERENCIAS HISTÓRICAS

El primer caso de implantación de la Banda Gástrica Ajustable (BGA) fue en 1985. desde entonces más de 30.000 bandas se han implantado en todo el mundo. La obesidad mórbida se ha asociado con enfermedades de riesgo importantes como la diabetes, hipertensión, insuficiencia cardiaca, Síndrome metabólico, etc.

La banda gástrica ajustable es la técnica más utilizada en Europa, Australia y Nueva Zelanda para el tratamiento de la obesidad mórbida. Esto es debido a que es una cirugía con pocas complicaciones, que requiere un ingreso hospitalario de 24-48 hs. y que se puede realizar por laparoscopia.

El éxito de la banda estriba en la correcta selección y seguimiento del paciente.



[ Arriba ]

LA TÉCNICA

En la técnica de la BANDA GASTRICA AJUSTABLE (BGA), colocamos una banda de silicona suave (soft) alrededor del estómago por debajo de la unión gastro-esofágica. De esta manera conseguimos reducir considerablemente la capacidad del estómago y el paso de alimento al mismo. Existen diferentes bandas, pero todas disponen de un sistema de hinchado que se une Este balón mediante un tubo se une a un dispositivo-recipiente subcutáneo, el cual se puede inflar-desinflar en la consulta, de forma ambulatoria, para restringir la entrada de alimento en el estómago y así conseguir la pérdida de peso deseada.

La banda se coloca habitualmente mediante la técnica de la cirugía laparoscópica. Tras la colocación de 4 o 5 trócares, se realiza una pequeña ventana retrogástrica para la colocación de la banda. Una vez ajustada, se fija mediante dos puntos para evitar la migración de la misma. Posteriormente se coloca el reservorio subcutáneo a nivel epigástrico para poder manipularlo con facilidad y sea lo menos molesto para el paciente. A las 6h de la cirugía se inicia la tolerancia a líquidos y en 24-48 h., es dado de alta.

Las expectativas actuales son que aprox. 75% de los pacientes o más, perderán el 75 % de su exceso de peso dentro de los 18 meses después de la cirugía. Estudios recientes indican que la pérdida de peso es sostenible y que muchos pacientes tienen el mismo peso a los 4 años que a los 2 años después de la cirugía.

Cerca del 10% de los pacientes tienen varias formas de efectos secundarios o complicaciones. Estas complicaciones usualmente son menores.

La banda gástrica hinchable, es como colocar al estómago una chaqueta ajustada, creando al paciente la sensación temprana de saciedad y por tanto la disminución de la ingesta alimentaria. Este sistema pretende modificar los hábitos higiénico-dietéticos y de actividad física en el paciente obeso. Si retirásemos la banda, el peso se recuperaría rápidamente hasta llegar o superar incluso el peso pre-operatorio. Ninguna intervención actual es una solución definitiva, sino que la pérdida sustancial de peso lleva a una vida más sana con menos riesgos de enfermedades vinculadas a la obesidad.



[ Arriba ]




INDICACIONES DE LA CIRUGÍA

  • Índice de masa corporal (IMC – BMI) mayor de 40 kg/m² durante más de 5 años. En el caso de existir enfermedades secundarias a la obesidad como artrosis, diabetes, hipertensión, este límite se modifica a > 36 kg/m² en los hombres y > 38 kg/m² para las mujeres.
  • Límite superior de edad en 65 años, o incluso mayor dependiendo del estado de salud del paciente.
  • Riesgo quirúrgico aceptable
  • Resultados insatisfactorios en el tratamiento médico de pérdida ponderal durante más de 1 año.
  • Ausencia de patología endocrina, ej. Hipofunción tiroidea
  • Estabilidad mental que implique no abuso del alcohol o drogas, y no enfermedades mentales.
  • El paciente tiene que entender que la cirugía no es una solución rápida. Está asociada siempre con algún riesgo o complicación. No se puede garantizar un resultado satisfactorio en forma individual.


[ Arriba ]



CUIDADOS PERIOPERATORIOS

Los estudios preoperatorios se efectúan 5-7 antes de la intervención, ésta incluirá analítica completa, ECG, a Rx de tórax. La terapia antibiótica preventiva y el tratamiento con anticoagulantes es necesario.

La movilización del paciente se inicia después de las pocas horas de operado. La tolerancia se inicia a las 6 hs. aprox. de la cirugía, y a partir de allí ingesta libre de líquidos.

El alta suele ser dentro de 24-48 hs. siguientes a la cirugía cuando es por laparoscopia, y hasta una semana cuando es por vía abierta.

En la fase postoperatoria el paciente debe suplementar su ingesta con vitaminas (complejo B) y proteínas líquidas. Puede existir dolor gástrico fácilmente tratable mediante analgésicos. Es interesante que el paciente se coloque una faja para evitar el dolor abdominal y el desarrollo de hernias incisionales durante 1 mes.



[ Arriba ]



LA INTERVENCIÓN

El objetivo de la banda es crear un embudo en el estómago, creándose una bolsa superior del estómago con una abertura mínima que se abre al resto del estómago. El estómago no está alterado en su anatomía, y podemos restaurarlo a la condición inicial de forma rápida y estudiarlo en caso de aparecer alguna enfermedad típica del estómago (úlceras, gastritis, tumores).

El organismo absorbe toda la comida de la misma manera que antes de la intervención. Las funciones digestivas no cambian con la intervención. La pérdida de peso se produce por la reducción en la ingesta. La ingesta reducida se produce porque el estómago superior induce la sensación de saciedad precoz.

La intervención vía laparoscópica suele durar unos 90 minutos.



[ Arriba ]



EL DISPOSITIVO

La BGA es un anillo de silicona con una cámara elástica que se hincha con suero estéril desde un dispositivo debajo de la piel. El dispositivo se suele hinchar a los 90 días tras la intervención.

La BGA se coloca, en la técnica laparoscópica, a través de pequeños orificios (trócares) en el abdomen bajo anestesia general.

La cámara hinchable del anillo se puede llenar desde el depósito situado debajo de la piel para ajustar el calibre del orificio entre las dos cavidades creadas en el estómago, dificultando o mejorando así el tránsito gástrico.

La banda está diseñada para permanecer en el interior del organismo de por vida. Es un método reversible y puede ser retirada la BGA si el paciente lo precisa, con una técnica quirúrgica análoga a la colocación, aunque con menos riesgos y menos tiempo de cirugía.

La ingesta es iniciada el mismo día de la intervención. Los líquidos se toman en pequeña cantidades. Si no se sigue este consejo, el paciente tendrá dolor abdominal y distensión gástrica. Es útil de iniciar la ingesta a los líquidos empleando una cuchara, y asegurarse así ingestas reducidas. La ingesta de líquidos se realiza de forma fraccionada y se va incrementando progresivamente hasta llegar a las necesidades diarias de líquidos ( alrededor de 2-2,5 litros/día) en 3-4 días.



[ Arriba ]



CONVALECENCIA

Durante la convalecencia las pequeñas heridas cicatrizarán (técnica laparoscópica), y el paciente tendrá que aprender a incorporar nuevos patrones de comportamiento. La intervención le ayudará a ajustar estos nuevos patrones.

El primer mes después del alta médica, el paciente podrá sólo ingerir líquidos. La razón es porque la banda tiene que fijarse en una posición correcta. La ingesta de alimentos alimentos en exceso, o de sólidos precozmente pueden desplazar la banda y facilitar el desarrollo de un estómago superior de mayor volumen.

Después del primer mes de dieta líquida, se aconseja al paciente a comer alimentos triturados, y posteriormente pequeñas porciones de alimentos normales.



[ Arriba ]



CONSEJOS EN LA ALIMENTACIÓN

A partir de que el paciente come pequeñas cantidades de comida, es importante elegir alimentos equilibrados y nutritivos. La distribución de los alimentos será de 3 comidas principales durante el día y alguna pequeña (tentempié, merienda) entre ellas. Es importante masticar los alimentos extremadamente bien. Cada bocado debería ser masticado 15-20 veces antes de tragarlo. Deberá comer tranquilamente con 30-40 minutos de tiempo.

Los pacientes no deberían beber con los alimentos. Deberán comer los alimentos sin líquidos. El objetivo es mantener el alimento cuanto más tiempo en la parte superior del estómago, para así conseguir la sensación de saciedad más duradera. Los líquidos se deberían ingerir 10-15 min. antes de las comidas. Los líquidos recomendables son: agua, te, café, zumos.. Grandes cantidades de líquidos azucarados están prohibidos, en tal caso el paciente no perdería el peso deseado.

Vómitos
La mayoría de los pacientes presentarán dolor o vómitos después de la ingesta. En la mayoría de los casos es por comer mucha cantidad y muy rápido. Si se come despacio y tranquilo, escuchando las señales del estómago no se tendrán dolores gástricos de distensión. La ingesta debería ser interrumpida si el paciente presenta náuseas, dolor o vómitos. Vómitos regulares son una señal de alarma. Pueden ser debidos por una ingesta inapropiada (rápida, mucho volumen..) y por flujo excesivo y embudo gástrico demasiado estrecho. Ello puede precisar un reajuste del balón. Ello es motivo de consulta con el especialista.

Alcohol
El alcohol en cualquier de sus formas es rico en calorías, y fácil de ingerir. La ingesta de grandes cantidades de alcohol es contraria al espíritu del tratamiento. Una vaso de vino o similar en ocasiones especiales no es algo reprobable. Muchos pacientes sienten que después de la intervención no pueden tolerar el alcohol. Ello es producido por el hecho de que el alcohol reduce el nivel del azúcar en sangre, ello debido a que ya es debilitado una reducción mayor es mal tolerada. Por tanto es recomendable ser cuidadoso con los alimentos alcohólicos después de la cirugía

Vitaminas
Durante la primera fase (6-12 primeros meses) son recomendables los suplementos con vitaminas, especialmente del complejo B.

Actividad física
Esta es quizás la parte mas importante para el éxito de la técnica. Los cambios deben realizarse en muchas áreas de la vida, no solo en el comportamiento alimentario, sino en las actividades de ocio y deporte. Es recomendable iniciar la actividad física paulatinamente, para que sea aceptada de buena gana, lo mejor es iniciar paseando regularmente, al comienzo con una hora será suficiente, y gradualmente se incrementará.



[ Arriba ]



EFECTOS SECUNDARIOS

Como en cualquier procedimiento quirúrgico, la banda gástrica ajustable, está asociada con algunos efectos secundarios y complicaciones. No obstante es un procedimiento muy seguro con pocos efectos secundarios graves. El evaluación de los riesgos-beneficios de la técnica debe ser analizado con el especialista:

  • Vómitos, siguiendo las indicaciones en el comportamiento de la ingesta de los alimentos, esta complicación será bastante rara ( masticación adecuada, poca cantidad, ingesta tranquila y lenta, líquidos antes de las comidas..)
  • Estreñimiento, muchos pacientes se estriñen después del tratamiento. Ello es debido principalmente por el hecho de que la reducción en la ingesta conlleva la reducción de la masa de las heces con movimientos disminuidos de los intestinos. Medicamentos basados en la lactulosa son recomendables.
  • Pérdida de pelo, muchos pacientes notan un incremento en la pérdida de pelo durante los primeros 6 meses del tratamiento. Esta caída es temporal y reversible, y puede ser tratada con suplementación vitamínica.



[ Arriba ]



COMPLICACIONES A LARGO PLAZO

La banda gástrica ajustable es bien tolerada en la mayoría de los pacientes. El índice de complicaciones es bajo, pero ello no significa que no existan complicaciones. Las siguientes complicaciones pueden darse:

  • Infección, hay pocos casos reportados de infección en el abdomen que han precisado la retirada del dispositivo. El tratamiento antibiótico preventivo y el cuidado de la esterilidad en todo el acto quirúrgico son importantes para minimizar esta complicación.
  • Rotura de la banda, se han reportado casos de rotura del balón hinchable de la banda, ello hace que el paciente no pierda peso, en cualquier caso ello precisa reintervenir para sustituir el dispositivo.
  • Migración de la banda, algunos dispositivos migran hacia arriba por lo que se pierde la eficacia de la técnica, esta complicación se presenta sólo en un 3% de los casos, dependiendo del modelo de banda, y de la cantidad de líquido con que se hincha el balón.
  • Problemas con el dispositivo subcutáneo, alrededor de un 4% de los casos. Desplazamiento o perforación del dispositivo. Una sencilla recolocación del dispositivo bajo anestesia local suele ser suficiente.
  • Reintervención, algunos pacientes requieren ser reintervenidos. La reoperación debe considerarse como parte esencial del tratamiento, y no debe considerarse como fallo en el método. La reintervención en algunos casos es el único procedimiento que nos permite corregir algunas complicaciones, y después de un período de convalecencia el paciente volverá a adelgazar.



[ Arriba ]



VENTAJAS DE LA BANDA GASTRICA AJUSTABLE VIA LAPAROSCOPICA

I. Técnica realizada más común de reducción ponderal en Europa

II. Riesgos mínimos de complicaciones graves intraoperatorias

III. Técnica reversible.

IV. Ajustable: la banda puede ser ajustable incrementando el volumen de líquido de la cámara

V. La pérdida de peso oscila entre 40-60 % del exceso de grasa

VI. Las complicaciones por malnutrición son escasas

VII. La estancia hospitalaria suele ser menor de 48 horas

VIII. Mejora sustancial en los problemas derivados de la obesidad mórbida

IX. No altera la anatomía del estómago y permite el estudio y tratamiento de posibles enfermedades habituales con las técnicas diagnósticas habituales.



[ Arriba ]



SEGUIMIENTO MEDICO

Después de la cirugía el paciente debe seguir consultando a su médico. Inicialmente será mensualmente, pero más tarde los intervalos se incrementarán. Los controles serán importantes para motivar cambios en el comportamiento alimentario, ratificar los cambios en la composición corporal (peso, pérdida de grasa, hidratación..), valorar el estado anímico y motivacional, despistar carencias nutricionales (hierro, oligoelementos..) etc.

El seguimiento médico será imprescindible durante los dos primeros años, posteriormente será recomendado como mínimo una visita anual.



[ Arriba ]



MODELACIÓN CORPORAL

La pérdida de peso importante crea zonas con exceso de piel que puede requerir tratamientos quirúrgicos específicos. Eliminar estos colgajos cutáneos péndulos ( faldón abdominal, flaccidez en brazos y piernas) puede requerir varias cirugías que añadirán ineludiblemente cicatrices corporales extensas. No obstante estos procedimientos quirúrgicos remodelarán el nuevo volumen corporal a una silueta nueva. Varias son las diferentes técnicas de remodelación corporal ( abdominoplastia , reducción mamaria, mastopexia mamaria cuando hay flaccidez mamaria, lifting de muslos, lifting de brazos..).

Otras técnicas más sencillas como la liposucción o lipoplastia, también pueden estar indicadas ya que además producen una retracción cutánea importante, y minimizan el exceso cutáneo.

Es importante tener en cuenta estas técnicas y lo que éstas implican a la hora de iniciar un tratamiento dietético restrictivo. La decisión de hacerse una cirugía de modelación corporal debe hacerse una vez el peso esté estabilizado. Es importante planear con su médico las varias opciones quirúrgicas para optimizar su aspecto después de una pérdida ponderal importante.

 

[ Volver ] [ Arriba ]



1ª consulta gratuita y sin compromiso*
*excepto en consulta médica de Urología




Ars medica - 2005-2016 - Todos los derechos reservados